martes, 22 de agosto de 2017

7 tips para depurar tu librero

tips_depurar_declutter_librero_libros_consejos_como

Muchas veces nos cuesta deshacernos de las cosas que tenemos y que ya no usamos porque nos ponemos a pensar en el dinero que gastamos para comprarlas. Pero la verdad es que seguir con esas cosas guardadas no nos devolverá ese dinero y solo acumularemos polvo (que luego tendremos que limpiar). Por eso, quiero darte algunas ideas que pueden serte de utilidad para eliminar aquellos libros que ya no necesitas.

1. Piensa que estás haciendo espacio para nuevos libros: Si se te hace difícil la tarea de deshacerte de esos libros que ya no utilizas, no te enfoques en el hecho de "eliminar" libros sino en la idea de que haciéndolo tendrás más espacio para nuevos libros que enriquecerán tu vida.

2. Míralo como una nueva oportunidad para esos libros: El vender o regalar los libros que ya no usas significa una oportunidad para los demás de poder leerlos. En lugar de tener a tus libros acumulando polvo, piensa en la alegría que esos libros pueden causar en alguien más.

3. Deshazte de los libros desactualizados: Esto sirve especialmente para los libros de referencia. Si tienes un libro de tu profesión que ya no está al día o libros que tratan sobre cosas que se dejaron de usar hace mucho, sácalos del librero. 

4. Elimina esos libros que dejaste a medias: Como tú, yo también he dejado libros a la mitad porque -por más que lo intentaba- no me gustaban. Y como me daba culpa no haberlos terminado los dejaba en el estante pensando en que algún día los terminaré de leer. ¡Mentira! Si un libro simplemente no te gusta, no tienes que pasar por un martirio para terminarlo solo para evitar sentirte culpable. 

5. Los libros en la eterna lista de espera: En la entrada anterior hablamos sobre esos libros que tienes "pendientes". Para esos libros que "leerás algún día" no es mala idea tener un plazo. Si compraste un libro y está esperando por ti hace más de un año quizás sea hora de decirle adiós.

6. Cuando solo te interesan un par de páginas: Si tienes revistas o libros de cocina que sigues guardando únicamente por un par de páginas que son de tu interés, copia o escanea esas páginas y dona el libro. 

7. Libros que no volverás a leer: Este es un criterio básico para mí. Si leí un libro y -por más que lo haya disfrutado- no lo volveré a leer, entonces lo regalo. Con la excepción de los libros de referencia, solo me quedo con los libros que me gustaría volver a leer. 

Recuerda que si hablamos de libros, hoy en día tenemos también otras opciones que pueden funcionar bien para ti, como los libros digitales o los audiolibros, que son maneras de obtener los beneficios de la lectura sin la necesidad de ocupar espacio.


Cuéntanos, ¿cómo decides qué libros guardar y cuáles no?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

WONDERLAND TEMPLATE CREATED BY PRETTYWILDTHINGS